UNIVERSIDAD DE MÁLAGA
Archivo Fotográfico Histórico UMA

Actividades en la organización del archivo fotográfico.

Poner en valor los fondos fotográficos históricos del archivo de la Universidad de Málaga implica la realización de los procesos de organización, estabilización de imágenes en soporte químico, digitalización, tratamiento y recuperación de imágenes fotográficas históricas, descripción documental e incorporación a base de datos. Se cuenta con la participación del Servicio Central de Informática, encargado de gestionar el Archivo Fotográfico Digital de la UMA.

Organización de los fondos fotográficos.
El proceso de organización de los fondos se realiza de acuerdo con los principios de la archivística que implica mantener unidas las fotografías en el fondo al que pertenecen y respetar el orden original en el que se producen. En el nivel se incluyen los documentos generados en el desarrollo de una misma actividad, que se compone a su vez de unidades documentales simples o compuestas. Se realiza una descripción multinivel de los fondos que permite al usuario conocer tanto la estructura del archivo como el acceso a cada fotografía.

Estabilización e instalación de los originales fotográficos siguiendo pautas adecuadas de conservación y preservación.
El acondicionamiento de los originales fotográficos se realiza siguiendo reglas precisas de manipulación de los materiales conforme a normas internacionales de preservación y conservación.
Para la guarda y custodia de los materiales originales se han empleado sistemas de protección directa -sobres y hojas- y cajas realizadas en material de conservación que cumplen con las especificaciones del PAT (Test de actividad fotográfica).

Digitalización de los originales fotográficos con calidad de archivo.
La digitalización de originales en soporte químico conlleva una transformación en código binario de una información analógica. Toda transformación supone una pérdida de información, por lo que deberemos ajustar los parámetros hasta conseguir la máxima calidad en la reproducción de los originales.
La resolución de digitalización está en función del tamaño del original fotográfico. Hay un límite por encima del cuál estaremos digitalizando ruido, por debajo de ese umbral estaremos perdiendo información. Para evitar la manipulación del material, dado que la pérdida de calidad cuando reducimos una imagen es mínima y que siempre hay que tratar digitalmente las imágenes, sólo las digitalizaremos una vez a resolución de calidad de archivo.
En el archivo utilizamos sistemas de captura -cámaras y escáneres- profesionales.

Tratamiento y recuperación digital de los originales fotográficos.
El objetivo de la restauración ha de ser la recuperación de la información icónica que contengan los originales. El sistema digital permite la actuación sobre el contenido de la imagen y evita la manipulación excesiva del original. Los pasos a seguir en fotografía historica son: recuperar la gama tonal original de la imagen, efectuar las operaciones de limpieza necesarias para eliminar las imperfecciones originadas por rayados, huellas dactilares o motas de polvo que pudiera contener el original y restaurar aquellas partes en las que se haya producido una mínima pérdida de información. Todas estas actuaciones han de hacerse siendo muy fieles al original, sin modificar ningún aspecto del contenido informativo de la imagen.

Almacenamiento de las imágenes digitales.
Para cada imagen digitalizada habrá al menos tres ficheros: el original digitalizado en RAW, una copia retocada en TIF y una copia en formato JPEG con marca de agua y menor resolución para visualización web. Además debemos contemplar los requisitos mínimos que debe cumplir el sistema de almacenamiento referentes a: escalabilidad, rendimiento, copias de seguridad internas y copia de seguridad en instalaciones externas del archivo.

La creación de un archivo digital de calidad, objetivo primordial en la organización de los fondos fotográficos del Archivo, conlleva decidir cómo se van a nominar los ficheros digitales; para ello hemos establecido un sistema normalizado, trasladando los principios de creación del código de referencia y adaptándolos a un sistema perfectamente entendible por los sistemas informáticos, asegurando que los códigos son únicos para cada fotografía del archivo, que el sistema puede crecer infinitamente sin producirse duplicados en las nominaciones y que la ordenación de los ficheros digitales mantiene la misma jerarquía que el archivo físico.

El código del fichero digital, a la par que nos proporciona elementos necesarios para conseguir sistemas de nominación unívocos, nos transmita suficiente información sobre la descripción de la fotografía. Leyendo el código de un fichero digital podemos saber a qué fondo pertenece y su clasificación dentro de este, la localización geográfica de la imagen, la fecha de realización, quién fue su autor, el soporte y el formato original, y los datos de reportaje y signatura de la imagen.

Descripción documental e incorporación a base de datos.

Este proceso se realiza de acuerdo con los principios de la archivística que implica mantener unidas las fotografías en el fondo al que pertenecen y respetar el orden original en el que se producen.

Los pingbacks están cerrados.

Los comentarios están deshabilitados.